Home / Noticias / Investigadores especialistas en recursos hídricos apuestan por los habitantes de Ñuble

 

FOTOWEB1

En un contexto marcado por el aumento sostenido de la demanda de agua, donde las proyecciones apuntan a una menor disponibilidad en los próximos años, resulta fundamental que, a través del diálogo cercano entre científicos y estudiantes, la comunidad conozca la tecnología disponible y cómo esta entrega soluciones para el cultivo de la tierra.

Por medio de un convenio de colaboración entre el Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura y la Minería (CRHIAM) y el Proyecto Asociativo Regional Explora Ñuble, ambos liderados por la Universidad de Concepción, se realizarán cerca de 30 charlas a niños, niñas y jóvenes en establecimientos educacionales para promover el buen uso de los recursos hídricos en la región.

Cómo gestionar con responsabilidad las aguas superficiales y subterráneas, desde los ríos, pasando por los lagos, los arroyos y las lagunas, es un factor determinante para que la nueva Región de Ñuble pueda ser una potencia agrícola con cultivos tradicionales, producción de uva vinífera y un creciente foco frutícola.

En esa línea, el centro multidisciplinario CRHIAM, especialista en recursos hídricos para la agricultura –área prioritaria para la región y el país– participará activamente de la iniciativa “1000 Científicos 1000 Aulas”, impulsada por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, Conicyt. Para esto, a través de un diálogo cercano entre investigadores y estudiantes, abordará el uso eficiente del agua, y las tecnologías para el tratamiento y remediación ambiental en el sector agrícola.

Como centro de áreas prioritarias, con 233 publicaciones en revistas indexadas en seis años, el CRHIAM busca fortalecer el vínculo entre la comunidad científica y los establecimientos educacionales a través de un diálogo cercano, transmitiendo su conocimiento en cuanto a los recursos hídricos, un tema crítico en la actual realidad de la región, el país y el mundo. “Los recursos hídricos, bajo el escenario de cambio climático, enfrentan grandes fluctuaciones. Entender la seguridad hídrica para contar con agua para las personas, la conservación de los ecosistemas y el desarrollo sostenible del país es importantísimo transmitirlo a los estudiantes, muchos de ellos los futuros científicos del país”, explica la directora del CRHIAM, Dra Gladys Vidal.

Por su parte, el director de Explora Ñuble y experto en modelación hidrológica, Diego Rivera, manifiesta que “el agua es un insumo importante para las actividades productivas de la región, pero por sobre todo permite que la sociedad y los ecosistemas se mantengan. El uso eficiente y racional de los recursos hídricos y su relación con el ambiente y la sociedad -como por ejemplo el abastecimiento de agua potable-, son claves en la seguridad hídrica del país. Trasladar este conocimiento a través de la iniciativa 1000 Científicos 1000 Aulas a los escolares de Ñuble es clave para enfrentar los desafíos futuros para lograr una gestión sustentable”.

La seguridad hídrica, el uso del agua y la conservación de los ecosistemas son algunos de los temas que serán abordados por expertos en las 30 charlas que se llevarán a cabo en las provincias de Punilla, Itata y Diguillín dirigidas a estudiantes de educación básica y media.

Todo Ñuble cuida el agua

La nueva región se asocia principalmente al gran sistema fluvial del Río Itata, dren principal que nace en la Cordillera de Los Andes. Su cuenca hidrográfica, formada principalmente por tres cursos de agua: los ríos Itata, Ñuble y Diguillín, la vuelven un sector de desarrollo para la industria agroalimentaria y turística.

El Investigador Principal del CRHIAM, Dr. José Luis Arumí, fue uno de los impulsores de la campaña “¡Todo Ñuble Cuida el Agua!” en su calidad de decano de la Facultad de Ingeniería Agrícola. Esta campaña, lanzada en 2017, respondió al desafío de articular a los principales actores que están comprometidos con buenas prácticas orientadas a preservar el vital recurso. “A través de esa experiencia, pude ver lo valioso que es hacer un acercamiento a los niños, niñas y también a la comunidad en general, y cómo ellos son receptivos a nuestros esfuerzos”, comenta el especialista en hidrología, entusiasmado con la idea de participar en 1000 científicos 1000 aulas.

FOTOWEB2

La situación hídrica del sector, en base a datos que maneja la Universidad de Concepción, muestra que en la primera mitad del siglo XX hay una constante de años lluviosos, con un promedio en Chillán de 1100 mm. En cambio, desde 1986 hasta hoy, esa cifra ha disminuido a 1000 mm, lo cual es un indicativo de que hoy tenemos menos agua disponible.

El académico hace hincapié en que los estudiantes conozcan la variabilidad climática de la zona. “Existen años poco lluviosos y otros más lluviosos, en años poco lluviosos hay que ser más eficientes en el uso del agua y respaldar la producción agrícola mediante el uso de aguas subterráneas, pero todo sustentado por políticas de Estado constantes”.

De esta manera, las charlas desarrolladas por el CRHIAM buscarán despertar el interés científico y la búsqueda de soluciones para desarrollar nuevas y eficientes fuentes de agua para la agricultura.

El valor de generar un encuentro entre la ciencia y los niños y niñas de Ñuble

El PAR Explora Ñuble, liderado por el jefe de Vinculación del Medio de la UdeC, Dr. Diego Rivera, presenta como uno de sus objetivos desarrollar alianzas entre instituciones públicas y privadas, vinculadas al quehacer científico tecnológico, para desarrollar actividades que impulsen la curiosidad, el desarrollo del pensamiento crítico y la aproximación de las ciencias como vehículo para el desarrollo del país.

En este sentido, el ingeniero civil especialista en modelación hidrológica comentó que “los investigadores e investigadoras del CRHIAM se involucren en la divulgación científica, permitirá que nuestros estudiantes reciban conocimiento técnico, pero además conozcan las oportunidades de desarrollar una carrera científica desde regiones”.

La doctora en Pedagogía, Mención Didáctica y Formación del Profesorado de la Universidad de Barcelona y Ejecutiva del PAR Explora Ñuble, Dra. Denisse Velásquez,  presenta la importancia de que la comunidad científica se acerque al espacio escolar “las escuelas y el aula, son la representación misma de la sociedad, es la unión de personas tan semejantes como diferentes, con tantas capacidades como dificultades, pero con el mismo objetivo: de aprender lo mismo en un mismo espacio que se abre para aprender con los otros, desde un lenguaje compartido. Aproximar la ciencia y la tecnología a niños, niñas y jóvenes de la región, desde la propia experiencia de los investigadores y desde la consideración de sus contextos personales e institucionales, ayuda a la compresión del contenido científico en sí mismo, como el despertar de su curiosidad e interés por las ciencias”.

La invitación a participar a “1000 Científicos, 1000 Aulas” en Ñuble es a compartir las experiencias de científicos y científicas del país dando a conocer el fruto de su trabajo de investigación a través de un diálogo simple y cercano a niños, niñas y adolescentes quienes, este año, podrán conocer de primera fuente investigaciones en el área de escasez hídrica en el sector agrícola y soluciones a conflictos relacionados al agua.

Comparte
 
 
 
nubleRegion