Home / Académicas / Investigador de FIA UdeC advierte necesidad de ordenar uso de aguas subterráneas en la zona sur en seminario de Alhsud

 

facefiaudec

José Luis Arumí, decano de Ingeniería Agrícola de la U. de Concepción, e investigador principal del Centro Fondap CRHIAM, expuso en actividad de la Asociación Latinoamericana de Hidrología Subterránea para el Desarrollo, donde relevó la importancia de la gobernanza en la gestión y analizó el caso de las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, donde el Departamento de Recursos Hídricos realizó un estudio de riego.

“La nueva frontera del riego: expansión agrícola basada en las aguas subterráneas” fue la exposición que presentó el decano de la Facultad de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Concepción (FIA UdeC), doctor José Luis Arumí, en el seminario anual del capítulo chileno de Alhsud (Asociación Latinoamericana de Hidrología Subterránea para el Desarrollo), “Gobernanza del agua subterránea en la gestión hídrica”, desarrollado en el centro de extensión de la Universidad de Talca, en Santiago.

Alhsud es una organización gremial que agrupa a técnicos, académicos, abogados, empresarios y usuarios de agua que se relacionan con el manejo de aguas subterráneas.

Según explicó Arumí, quien ha ocupado cargos directivos en la asociación, en la actividad se analizó cómo las organizaciones de usuarios están comenzando a generar gobernanza en los sistemas de aguas subterráneas, presentando las experiencias de recarga de acuíferos en Copiapó, Maipo y Diguillín. “Principalmente se muestra como la Comunidad de Aguas de Copiapó ha reducido los graves conflictos que existían a través de una buena gestión”.

El investigador sostuvo que durante muchos años el caso de Copiapó figuró bastante en la prensa debido a los problemas de escasez de agua, lo que generó conflictos entre los agricultores y la industria minera, sin embargo, comentó que “los problemas se han ido resolviendo gracias a la generación de las comunidades de aguas subterráneas, que es el mecanismo que nuestra legislación permite para generar gobernanza, en Copiapó se ha ido generando una estructura que ha ido permitiendo resolver la crisis”.

En ese sentido, Arumí quien también es investigador principal del Centro Fondap CRHIAM (Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura y la Minería), reflexionó que la formación de este tipo de organizaciones ocurre a partir de una crisis y reveló que “actualmente se está tratando de reactivar a las comunidades de aguas subterráneas de la cuenca del Petorca, pero no ha sido fácil”.

Respecto a su exposición, el académico destacó que “el objetivo era tratar de generar un llamado de atención en el hecho de que no hay que concentrarse solamente en el Norte del país, sino que hay problemas que se están trasladando hacia el Sur”, donde indicó que más allá de lo que se pudiera pensar, “el concepto de escasez es relativo, porque la agricultura de la zona sur depende de las lluvias, y si las lluvias en el verano fallan, como pasó el 2015, hay escasez para la producción agrícola. Y ellos entonces están regando con aguas subterráneas, y empiezan a ocupar masivamente este recurso y eso comienza a afectar otros ecosistemas que anteriormente estaban en equilibrio, y los humedales empiezan a tener problemas. Eso es un poco lo que puede ocurrir en el largo plazo en la zona sur si es que no nos ordenamos”.

“Y ordenarse significa -continuó el académico- partir estudiando cuáles son los sistemas de aguas subterráneas que hay en el sur, en primer lugar; y después, capacitar a la gente en temas de riego”.

En ese contexto, el Departamento de Recursos Hídricos de FIA UdeC concluyó recientemente un estudio por encargo de la Comisión Nacional de Riego en las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, el cual fue dirigido por la investigadora Nicole Uslar, y cuyos resultados fueron presentados en el seminario de Alhsud.

Entre las principales conclusiones del estudio “Capacitación y transferencia tecnológica en adaptación al cambio climático para áreas vulnerables en la pequeña agricultura en riego, zona sur”, Arumí destacó que “en la zona de estudio existe un mayor interés por incorporar el riego, basado principalmente en aguas subterráneas, pero que en esas regiones la cultura de riego es deficitaria, por lo tanto, hay que seguir desarrollando una gran cantidad de medidas orientadas a la capacitación y a la formación de capital humano, y generando lo que se llama el ecosistema de riego, vale decir, contar con consultores, proveedores de productos, entre otros servicios”.

Comparte
 
 
 
nubleRegion